Hasta que punto hemos llegado que nuestra querida Barbie, rodeada siempre de mil complementos de color rosa, ha decidido cambiar su armario por completo.

Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 00.38.56
Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 00.38.28

Piensa en tu armario hace unos tres años, cuatro. Como era? Totalmente distino. Has empezado a coger prendas de estilos diferentes. A pensar en como combinar esas camisas masculinas con pantalones pitillo, a ponerte gafas de ver como complemento y gorros de «tirado» como summun de tu outfit super chic.

Antes no eras así, no hacías fotos a tu vida cotidiana. Y reservabas los carretes para los acontecimiento especiales en los que celebrar algo importante. Algo ha cambiado. Tu has cambiado. Hemos cambiado. Ya no queremos ser diferentes, queremos ser como los demás. Quieres estar dentro de ese grupo de gente que son lo mas cool de la foto (siempre Pereza!) y que tus amigos también lo sean.

Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 01.21.47 Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 00.41.09 Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 00.40.56

Pero, siempre hay un pero. Siempre somos así? Siempre somos tan ideales como salimos en las fotos y como queremos aparentar? Quizás se haya convertido en un juego que sin a penas darnos cuenta, primero por hacer algo novedoso y luego por que nos hemos metido de lleno, se ha convertido en lo cotidiano de nuestro día a día. Has subido hoy una foto a instagram? Cuantos likes tienes? Existes realmente aunque no hayas echo acto de presencia durante varios días en las redes sociales? Nos estamos volviendo todos locos.

Antes de esto también había «vida», éramos mas desconocidos para la sociedad, pero quien nos tenía que conocer se preocupaba de tomarse un café y unas cañas con nosotros de vez en cuando para no perder contacto. Y ahora somos mas generosos, compartimos nuestros cafés con nuestros followers e invitamos a cenar incluso a aquellas personas que no nos terminan de caer bien y todo porque es el rumbo que está tomando la sociedad.

Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 00.40.22 Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 00.40.34 Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 01.22.04
Piensa por un momento en una noche sin móvil. Con tus amigos de siempre, esos con los que de verdad te sientes a gusto y puedas ser tu mismo. Hacer el bobo, despeinarte bailando y pasar de los tacones descalzándote en plena noche. Ya no eres la que apareces en las fotos, eres otra persona, la persona que siempre has llevado dentro y que de vez en cuando necesita un descanso para poder salir y disfrutar sin pensar en nada mas.

Esa noche, volverás a casa y no tendrás fotos, no tendrás que ponerte a elegir que filtro te gusta mas. No tendrás nada mas que el recuerdo de una noche con tus amigos en la que nadie mas estuvo. Solo tu. Y ellos. Risas. Nuevos recuerdos.

Quizás todos queramos ser hipster. Y modernos. Y no parar de ir a eventos. Y a cenar a los sitios mas bonitos. Y ser lo mas de lo más de cara al resto del mundo. Y todo eso está bien. A todos nos gusta. La cuestión es no convertir nuestra vida en una ventana en la que si nos viéramos reflejados no nos reconociéramos y dejáramos de existir.
Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 01.25.40

Hace poco leí en una entrevista sobre personas que hablar de que tener un instagram bonito llevaba mucho trabajo. Que se buscaba la belleza y la perfección en determindas circunstancias para mostrarlo al mundo.

A todos nos gustan las cosas bonitas, pero no debería ser un trabajo mostrar una parte perfecta que no siempre mostrará la realidad. Hay momentos geniales, que los ves y piensas, foto para instagram! Y luego están aquellos momentos en los que empiezas a colocarlo todo para que sea perfecto. Tachán! Muchos likes. Una foto de la que sentirte orgullosa. Y luego todo vuelve a la realidad…

Y si empezamos a pensar que la normalidad puede ser lo más bonito que exista?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *